Las redes sociales son el mejor medio de diálogo con la generación milenial. Las bodegas quieren captarlos para aumentar el consumo ¿Cómo se hace?